viernes, 31 de agosto de 2012


CAE y CORFO la gran estafa educacional

El mediático “2%”, caballito de batalla de la “reforma educacional” del ministro Beyer, no es más que el mejor negocio para los bancos usureros que han actuado impunemente LUCRANDO con la educación. Hasta el año 2019 el fisco subsidiará a los bancos con cerca de 900 mil millones de pesos por la recompra de la deudas del CAE. Este dinero es equivalente a los 1800 millones de dólares que los jóvenes que corrieron 1800 veces alrededor de la moneda pedían para garantizar un año de educación  gratuita para todos los chilenos, que ahora irá directo al bolsillo de los mercaderes de la educación.
Es difícil establecer un balance respecto al movimiento estudiantil que se levantó fuertemente el año 2011, es difícil debido a los diversos ángulos del cual se puede mirar. Sin lugar a dudas para quienes estudiamos con el horroroso Crédito Corfo el balance es positivo ya que reaccionamos ante la evidente estafa de la cual estábamos siendo víctima y nos pudimos organizar, lamentablemente esa reacción se provoca producto de otra estafa: la rebaja al 2% del Crédito con Aval del Estado (CAE).
El mediático “2%”, caballito de batalla de la “reforma educacional” del ministro Beyer, no es más que el mejor negocio para los bancos usureros que han actuado impunemente LUCRANDO con la educación. Hasta el año 2019 el fisco subsidiará a los bancos con cerca de 900 mil millones de pesos por la recompra de la deudas del CAE. Este dinero es equivalente a los 1800 millones de dólares que los jóvenes que corrieron 1800 veces alrededor de la moneda pedían para garantizar un año de educación  gratuita para todos los chilenos, que ahora irá directo al bolsillo de los mercaderes de la educación.
En consecuencia, luego de un año de movilización con marchas, tomas, intervenciones, represión, alegrías, con la muerte de Manuel, con la cobertura internacional y un sin fin de actividades que logró posicionar la demanda por una educación pública, gratuita y de excelencia, el gobierno ¿Qué hace? avalar el LUCRO en la educación con la rebaja al 2%, desmantelar la educación pública secundaria y seguir subsidiando a los bancos. ¿Un 2011 positivo negativo? Queda la reflexión.
Nuestra agrupación de estudiantes ha intentado posicionar la problemática de fondo que nos afecta, que se traduce materialmente en el verdadero calvario económico que sufren 106 mil familias chilenas que optaron por mandar sus hijos a la Universidad. Creemos que fue vulnerado nuestro derecho a la Educación nos obligaron a endeudarnos con un Crédito usurero que lo único que garantiza es que el banco gane dinero y NO el desarrollo profesional de nuestra gente. Nos esclavizaron a estas instituciones financieras.
El negocio fue redondo, el Estado mediante la Corfo le regaló a los bancos miles de millones de pesos, de todos los chilenos, para que ellos lucraran con nuestro derecho. Hoy en día muchos de los “deudores educacionales” que no pueden pagar sus créditos porque no alcanzaron a terminar sus carreras o porque las universidades donde estudiaron están mal catalogadas y no encuentran trabajo, los bancos les están embargando los bienes de su familia.
Existen casos de  padres que ya estando jubilados los bancos se han cobrado de las miserables pensiones de sus AFP las cuotas atrasadas del crédito. Otros casos de personas que pidieron 2 años crédito y terminarán pagando cuotas hasta el año 2030 producto de los intereses usureros que nos imponen. Además una serie de irregularidades sobre nuestros contratos o pagarés los cuales se nos prohíben argumentando que como este crédito ya no existe, también desaparecieron los contratos.
La respuesta del gobierno es aún más irrisoria. El ministro Longueira ha señalado reiteradas veces que NO existirá solución para nuestras familias de no aprobarse la reforma tributaria que le permita a la Corfo obtener 200 millones de garantías para comprar la deuda de nuestra gente. Nuevamente está presente la lógica del subsidio bancario que avala el LUCRO en la educación por tanto la mercantilización de nuestros derechos sociales. Entonces ¿Qué hacer si ni las marchas, las tomas, los reportajes, las cartas, reuniones, sesiones de sala sirven a la hora de hacer respetar nuestro derecho a la educación?
Nuestra agrupación ha planteado que de no tener una mesa de trabajo en el presente mes de agosto que aborde de manera seria nuestra problemática, en el mes de SEPTIEMBRE nos declararemos en independencia financiera y no pagaremos nuestras deudas. Creemos que la única forma de presionar a un gobierno que no tiene la voluntad política para generar los cambios que la gran mayoría del país ha instalado. Estamos desnaturalizando el hecho de pagar por nuestra educación, sabemos que este derecho ha sido vulnerado y no descansaremos hasta que exista un mínimo de justicia social con nuestras familias.
El mes de septiembre muchos de nosotros al dejar de pagar las cuotas caeremos a DICOM, nos acelerarán los cobros, nos embargarán los bienes, en definitiva nos exponemos a una serie de medidas que garantiza el negocio lucrativo de los bancos en educación. Esta realidad será absoluta responsabilidad del gobierno de Chile que permite que miles de familias pongan en riesgo su estabilidad económica por la lucha de los derechos sociales. Respuesta en agosto o en septiembre #yonopago.
Nicolás Véliz Rojas
El Ciudadano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada